La lucha por llevarse un trozo del pastel del pago móvil sigue en todo lo alto. Esta semana es Orange la que ha movido pieza mediante la adquisición del 65% del banco francés Groupama Banque. Ambas empresas han confirmado la operación a través de un comunicado conjunto.Tras este movimiento surgirá un nuevo banco Orange Bank que será 100% móvil y estará operativo en el primer semestre de 2017 tanto para clientes particulares como clientes empresas. Pesé al que el lanzamiento inicial será en Francia la compañía ya ha expresado su deseo de ampliar fronteras y España se encuentra en los primeros puestos en la lista de candidatos.

Tendremos que esperar más noticias sobre este importante movimiento de Orange para entender como afectará a su plataforma de pagos NFC y si servirá para que de verdad la compañía francesa apueste por este tipo de métodos de pago. Hasta el momento se ha mantenido en un segundo plano sin apostar por esta línea de negocio y “cubriendo el expediente” con un servicio que apenas promociona y del que cuesta encontrar información actualizada en nuestro país.

Tras los movimientos el año pasado de Facebook adquiriendo un banco en Luxemburgo, la reciente alianza entre Huawei y Bank of China y el interes de Samsung y Amazon por este tipo de alianzas no sería de extrañar que este no sea el último movimiento entre una operadora o fabricante de móviles y una entidad financiera. Es un campo en el que con las explosión de las fintech y la eterna promesa de los pagos a través del móvil, un movimiento correcto en el momento oportuno y con el socio adecuado puede llevar las compañías involucradas a llevarse un buen trozo del pastel de los pagos con el móvil.

¿Qué os parece esta alianza?, ¿Creéis que tiene futuro y llegará próximamente a España? Como siempre esperamos vuetsras aportaciones en los comentarios. Y no dudéis que estaremos alerta para contaros cualquier novedad al respecto. 🙂