Con el avance de las comunicaciones, las tecnologías desarrolladas en el entorno de la telefonía móvil han convertido a estos dispositivos en Smart, un adjetivo calificativo acuñado por sus capacidades de inteligencia, que van más allá de una simple llamada. En pocos años, ha conseguido transformar el sector servicio gracias a los avances en conectividad, ligados a su facultad nata de multiplicación. Con el alcance de redes móviles como GPRS, 3G o 4G, WIFI y Bluetooth parecía poco probable que este terminal necesitase de otro canal adicional de comunicación, pero como siempre suele suceder en la tecnología móvil, ha surgido una nueva alternativa que ya se está implantando en la mayoría de los dispositivos del mercado, que presenta un gran interés para el transporte público: La tecnología NFC.

A nivel funcional, el móvil acompañado de la tecnología NFC se ha convertido en un elemento muy útil para servicios como el transporte. De ello ya se dio cuenta la ciudad de Valencia, líder en Europa en el uso de Móbilis NFC, donde un total de 15.000 usuarios acceden al transporte público a través de su teléfono móvil mediante la tecnología NFC, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Tu móvil es el abono de viaje, gracias a aplicaciones como esta, que se puede descargar de forma gratuita y permiten al usuario “picar” en autobuses, metro, tranvía y bicicletas con tan solo acercar el Smartphone, gracias a la tecnología NFC. Los títulos de transporte pueden adquirirse en cualquier lugar y momento con total libertad, comodidad y rapidez, sin que esto supongo un gasto adicional de tiempo o dinero. Asimismo, que el teléfono móvil esté encendido o apagado no es ningún inconveniente gracias a la tarjeta SIM NFC. Ésta se comporta externamente igual que una tarjeta de viaje, ya que la tecnología NFC integrada es reconocida por los validadores de entrada y permiten ventajas como:

  1. Ahorro en necesidad de tiempo, soportes y tarjetas.
  2. Facilidad de manejo por parte del usuario.
  3. Sin limitaciones de adquisición de títulos de viaje por espacio y tiempo.
  4. Consulta del saldo de la tarjeta.
  5. Recarga remota de saldos de monedero o títulos de transporte en la tarjeta.
  6. Correcciones y modificaciones remotas sobre la tarjeta.
  7. Posibilidad de activar control automático de aviso de gasto de saldo y programar recargas.
  8. Se pueden domiciliar las operaciones de recarga.

La compra de títulos, el histórico de viajes y validaciones realizadas, el número de viajes que le quedan, la caducidad y otras informaciones adicionales de interés sobre el transporte público están al alcance de la mano del usuario gracias a que la aplicación móvil se ha orientado a la tecnología NFC. El éxito de esta experiencia revela que estos servicios se irán ampliando y avisa de que la tecnología NFC está en el punto de mira de las aplicaciones móviles para ofrecer otras prestaciones de servicio a los usuarios.