Información

-Información

Ambos, NFC y Bluetooth, ofrecen un sistema de comunicación entre dos dispositivos sin cables. Sin embargo difieren en algunas áreas:

  • Bluetooth funciona en un rango más amplio (excepcionalmente hasta 100 metros) pero consume mucha más bateria (aunque este punto se está mejorando con las diferentes evoluciones y versiones de Bluetooth).
  • El tiempo de establecimiento de la conexión de Bluetooth es mucho mas grande que para NFC y debido a su mayor alcance puede ser mucho más complicado establecer comunicaciones cruzadas.

Los terminales con el sistema operativo Android incluyeron la tecnología NFC mucho antes que Apple en sus terminales. Debido a la gran variedad de terminales no podemos ofrecerte un listado completo de los terminales Android con NFC incorporado. Te invitamos a que consultes la sección de tu operador para entender que pasos debes seguir para poder pagar con tu móvil.

Apple introdujo la tecnología NFC a partir del modelo iPhone 6 en adelante. Si tu terminal dispone de la tecnología y tienes una SIM NFC consulta la sección de tu operador en nuestra web para aclarar todas tus dudas.

Es tan sencillo como ponerte en contacto con tu entidad bancaria y solicitarle un TPV con tecnología contactless. Actualmente aprovechando el desarrollo de este método de pago diferentes compañías están premiando y promocionando el pago desde el móvil. Si quieres que te ayudemos a aceptar pagos NFC y beneficiarte de las ventajas ponte en contacto con nosotros.

Aunque los usos de la tecnología NFC son prácticamente ilimitados aquí os dejamos un resumen de los principales usos en los que se esta aplicando esta tecnología:

  • Pago con el móvil: De los últimos en llegar pero sin duda una de las aplicaciones que está haciendo despegar está tecnología y sobre todo consiguiendo que la gran mayoría de Smartphones y wearables del mercado la integren.
  • Accesos: El cifrado de datos y la unicidad de los dispositivos hace posible que se estén desarrollando “cerraduras” NFC con las que al acercar el dispositivo autorizado (tarjeta, smartphone, pulsera, etc.) se abre la puerta. También se pueden encuadrar en esta sección el acceso con smartphone o tarjetas NFC a los transporte públicos de diferente ciudades.
  • Intercambio de datos: El uso de las pegatinas NFC que transmiten datos a Smartphones (url de una web, enlace a la descarga de una app, datos de contacto) es utilizado en distintos sectores en los que los visitantes una zona o comercio pueden acceder a información extra con tan solo acercar el móvil a la pegatina NFC.

Las aplicaciones actuales para llevar a cabo pagos NFC están dotadas de todos los mecanismos de seguridad para evitar pagos no reconocidos (cifrado SSL, autorización PIN). En cualquier siempre que llevemos activo el PIN de autorización para cualquier importe será totalmente imposible que nuestro terminal realice un pago sin que seamos conscientes.

Habitualmente los dispositivos NFC tienen un rango máximo de unos 20 centímetros.

La comunicación NFC es por radiofrecuencia entre dos antenas por lo que es en origen y destino (los dispositivos que se comunican entre sí) quienes deben aplicar los correctos algoritmos de cifrado y encriptación para que la información viaje de un  modo seguro entre las dos antenas. Además el corto alcance de las antenas NFC (máximo de 20 cm) hace mucho más seguras las comunicaciones, teniendo que estar los dispositivos prácticamente pegados.

El auge del uso del NFC como método de pago en los últimos años ha hecho evolucionar de manera notable la seguridad en las transmisiones, llegando actualmente al punto en que la información de un pago por NFC es tan segura como en un TPV habitual de contacto con la banda magnética o chip de la tarjeta de crédito.

En cualquier caso siempre es recomendable activar el PIN para pagos desde smartphones (o wearables) NFC para autorizar la transacción económica.

Los dispositivos NFC se comunican mediante dos antenas en espiral gracias al fenómeno de inducción electromagnética cuando cada una de ella se encuentra en el campo cercano de la otra (de ahí que el NFC solo funcione en distancias muy cortas). Utiliza una banda libre del espectro electromagnético como es la banda de los 13,56 MHz y por lo tanto no se requiere licencia ninguna.

Todos los dispositivos NFC que cumplan los estándares definidos deben soportar dos modos de funcionamiento:

  • Pasivo: Cuando solo el dispositivo que inicia la comunicación genera un campo electromagnético y el receptor aprovecha la modulación de la carga para transferir los datos.
  • Activo: Cuando ambos dispositivos generan un campo electromagnético para intercambiar información entre ellos.

Actualmente los dispositivos NFC al establecer la comunicación pueden determinar entre ellos que velocidad utilizar para la transmisión de datos, pudiendo reajustarla en cualquier momento. Las velocidades soportadas son 106 Kbit/s, 212 Kbit/s, 424 Kbit/s y 848 Kbit/s. Estas velocidades tan limitadas hace que el NFC no esté pensado para grandes transmisiones de datos, sino más bien para pequeñas comunicaciones instantáneas.

 

Las siglas NFC corresponden al acrónimo de Near Fiel Communication (Comunicaciones de Campo Cercano en español).